Espías



2 comentarios:

toño dijo...

El descuido del presente me lo comentó mi amigo Fouad, del que siempre se aprende algo.

Anónimo dijo...

Pues el título es genial! Una verdad como un puño...

Myri.